Argentino muerto en Managua queria ayudar.

Andrés tenía 27 años. El 4 de enero salió de Buenos Aires con su mochila cargada de expectativa y en los bolsillos todos sus ahorros. “No iba a usar ese dinero para ver las cosas como en una película, quería meterse adentro de cada sociedad“, cuenta Edgardo. En la travesía lo acompañó su amigo -“hermano”, así prefería describirlo-, Joaquín Marsiletti, con quien se fueron cuesta arriba y caminaron el mapa que tantas veces habían analizado sobre la mesa. Así, recorrieron Bolivia, Perú y Ecuador. Según su papá, allí se separaron y siguieron itinerarios diferentes. “Él siempre se manejaba solo”.

En Colombia, Andrés convivió durante 20 días con una comunidad aborigen, donde aprendió a tejer pulseras “para venderlas y comer, no para ganar plata”. Así, con rebusques, se las ingenió para financiar el viaje que le permitió conocer la América latina profunda. “Fuiste para nosotros como el Che de los noventa“, lo recuerda Roberto Saratasti, un amigo que ganó en ese país.

Para cruzar de Colombia a Panamá subió a un crucero en el que pagó 100 dólares de los 350 que costaba el pasaje. La diferencia la cubrió con trabajo. Más tarde llegarían Costa Rica y Nicaragua, su destino final.

El 31 de julio, Andrés caminaba por las calles del barrio Martha Quezada de Managua, cuando tres hombres lo interceptaron y le exigieron sus pertenencias. Se resistió y le respondieron con un disparo en el rostro. “No nos interesa la persona que lo hizo, ni qué lo llevó a hacerlo”, asegura Edgardo, quien dice no estar movido por “ningún animo de venganza”. Tras tres días de agonía, el joven murió en el hospital Antonio Lenín Fonseca.

Lo único que nos importaba era traerlo lo antes posible a Andrés“, comenta Edgardo. Sus restos llegaron el sábado por la noche a Ezeiza por intermediación de la embajada argentina en Nicaragua y la Cancillería.

Ayer, una multitud de seres queridos le dieron el último adiós en su Chacabuco natal, ubicada a 200 kilómetros de la Capital. Hacía varios años la había dejado para estudiar Ciencias de la Comunicación en la UBA, sólo le faltaba la tesina para recibirse –”era una deuda pendiente”, cuenta Edgardo-. Acá vivía con su hermano Fernando, de 28 años. Florencia, la mayor, de 29, está embarazada de cuatro meses. Quienes se lo cruzaron en su trajinar cuentan que estaba orgulloso de que la familia Dadamia se agrandara.

Su paso por las aulas -casi siempre con sus camisetas o buzos de River Plate, el club de sus amores- fue a la par de la militancia política. Trabajó en la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura porteña y fue vocal en el Instituto Espacio para la Memoria. Además, integró el área universitaria de Jóvenes por la Igualdad, de la Coalición Cívica. “Todo lo que él hizo nos ha dejado una gran felicidad“, concluye su papá, con la voz un poco más entera.

6 comentarios to “Argentino muerto en Managua queria ayudar.”

  1. laimpostora Says:

    Se kiso hacer el “Che” y le salio el tiro por la culata, o por la kara…. Un Nardo… En fin

    • carola Says:

      laimpostora te digo a vos, es triste lo que decis, pero mas triste es que existan personas como vos, lamento muchisimo que no sepas respetar el duelo de una familia y de los amigos de andres. Lejos estas de comprender. Quiza tu sosiedad te de alguna oportunidad de ser mejor persona.

  2. elo Says:

    que pelotudes la que decis ahi arriba
    n se quiso hacer nada..asii esta el mundo …este chico quiso ayudar y la cosas lo llevaron a morir,. ni siquiera murio por hacerse el che, lo mataron porque le quisieron robar…no porque ayudaba a la gente..

  3. lucas Says:

    El que va por la vida repartiendo su amor a manos llenas cae bajo el peso de sus obras buenas

    ALMAFUERTE

  4. desde Colombia Says:

    che Argentino…

    Muchas gracias por haver alludado a tus hermanos Latinos, espero que a los asesinos esten en el Infierno. soy Nica y tengo amigos de Cordoba (argentina) y son los mejores como seres humanos. yo personalmente espero seguir tus pasos y terminar tu mision. pronto estare en Nicaragua y pensare en lo grande que sos!

    grax…

  5. ericka lopez Says:

    realmente soy nicaraguense y siento mucha pena por este chico, a quien mataron cerca de mi casa no pude verle, pero una vecina lo tomoy lo abrazo en su agonia, lo trasladaron al hospital donde finalemnte nos entreamos que fallecio, los ladrones aun merodean son de otro barrio denominado el Boer, y son los que asaltan a los turistas, por suerte uno de ellos fue eliminado en dicembre de 2009, que pena realmente a mi me impacto mucho, nosotros los vecinos hemos luchado para veitar los roboos pero es muy dificl, pues loacecahn a turistas porque ellos no acuden a poner denuncia a la policia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: